Sala de Prensa

Pescados nutritivos y a precios económicos en Acobamba

Huancavelica, 16 de julio de 2018.- Con el fin de promover el consumo de productos hidrobiológicos en el Perú, el Ministerio de la Producción, mediante el Programa Nacional “A Comer Pescado”, pondrá al alcance de los pobladores del distrito  de Acobamba pescados de gran valor nutricional a precios de promoción.

En el festival “Mi Pescadería”, organizado con el apoyo de la Municipalidad Provincial de Acobamba, se venderá pescados ricos en omega 3, como el jurel, a precios económicos. Además, productores nacionales de conservas venderán enlatados de anchoveta y caballa desde S/2.50 la unidad.

Los asistentes participarán en clases de cocina en vivo, donde aprenderán a preparar platos saludables con pescado, como bonito a la plancha con crema de hígado y carapulcra de caballa. La actividad se realizará el jueves 19 de julio, de 8 a. m. a 3 p. m., en la esquina de las avenidas Simón Bolívar y San Martín, frente a la municipalidad.

El pescado en los adultos mayores

Las personas de la tercera edad que incluyan, mínimo, tres veces a la semana el pescado en su dieta tienen mayores probabilidades de prevenir ciertas enfermedades, como las cardiovasculares, el Alzheimer y algunos tipos de cáncer. Así lo afirma Kelly Álvarez, nutricionista de “A Comer Pescado”  en Huancavelica.

Entre las propiedades del pescado, explica la experta, figuran los  ácidos grasos del tipo omega 3, como el DHA, que favorece el adecuado funcionamiento cerebral, y el EPA, que contribuye a reducir el colesterol y trae beneficios para el sistema cardiovascular. “Ciertas investigaciones concluyeron que quienes padecen de Alzheimer tienen bajos niveles de grasas saludables EPA y DHA en el cerebro, que genera un deterioro cognitivo progresivo”.

En general, el omega 3 posee un efecto protector del sistema cardiovascular, lo que contribuye al buen funcionamiento del sistema nervioso y reduce el colesterol. De esta manera, coadyuva a prevenir posibles enfermedades cardiovasculares y reduce el riesgo de infarto, al que están más expuestos los adultos mayores.