Sala de Prensa

El Omega3 del pescado reduce el riesgo de padecer diabetes

Lima, 27 de enero de 2015.- Los ácidos grasos Omega3 del pescado ayudan a prevenir la diabetes, debido a que mejora la función de la insulina frente a la glucosa, explicó Liliana Vargas, nutricionista del Programa Nacional “A Comer Pescado” del Ministerio de la Producción.

Investigaciones realizadas en los últimos años sostienen que los ácidos grasos Omega3 del pescado mejoran la capacidad de la insulina de convertir la glucosa en energía, acción necesaria para un adecuado funcionamiento del organismo.

Los pescados con mayor contenido de Omega3 son los azules o de carne oscura como el bonito, el jurel, la caballa, el machete y la anchoveta, esta última se puede adquirir en conservas.  El consumo frecuente de estos pescados ayuda también a reducir los triglicéridos, el colesterol, la hipertensión arterial y la inflamación.

La diabetes se genera cuando la producción de insulina en el organismo es insuficiente.  La insulina es una hormona que fabrica el páncreas y que permite que las células utilicen la glucosa (azúcar) de la sangre como fuente de energía. Un fallo de la producción de insulina o de su acción genera un aumento de la glucosa en la sangre.

La diabetes no controlada aumenta el riesgo de sufrir problemas cardiovasculares, amputaciones, ceguera, insuficiencia renal, impotencia sexual, entre otros. Por ello es importante mantener una dieta saludable donde se incluya el pescado por lo menos tres veces a la semana por su alto contenido de Omega3.

En Perú,  según estadísticas del Ministerio de Salud, la diabetes afecta a un millón 300 mil personas, y cada año se detecta entre 80 a 100 mil nuevos casos. Se estima que para el 2024, esta enfermedad podría afectar a alrededor de un millón 800 mil peruanos.