Sala de Prensa

El consumo de pescado contribuye a mejorar la salud respiratoria de los niños

Lima, 21 de abril de 2015.- La ingesta frecuente de Omega3 del pescado contribuye a mejorar la salud respiratoria de los niños y niñas en la primera infancia, y puede reducir las manifestaciones alérgicas que suelen presentarse a esa edad, señaló Liliana Vargas, nutricionista del Programa Nacional “A Comer Pescado” del Ministerio de la Producción.

Estudios científicos realizados en diferentes lugares del mundo han demostrado que el EPA y el DHA del Omega3 del pescado refuerzan el sistema inmunológico de los niños y niñas,  reduciendo la posibilidad que estos contraigan enfermedades respiratorias como la neumonía, el asma o la bronquitis.

Asimismo, atenúa los cuadros de alergia en las vías respiratorias. Y su efecto antinflamatorio contribuye a disminuir los procesos inflamatorios que suelen  presentarse como parte de estas enfermedades.

El sistema inmunológico de los niños y niñas recién nacidos, y durante los primeros años de vida, no está del todo fortalecido, haciéndoles susceptibles de contraer enfermedades respiratorias. Lo que hace necesario que en su alimentación se incluya el Omega3, a través de la leche materna o la ingesta de pescado.

Para ello es importante que la madre, durante el embarazo y lactancia, consuma pescados, sobre todo los pescados azules, como el bonito, caballa, jurel y anchoveta, entre otros, los cuales tienen un alto contenido de Omega3, asegurando que su hijo reciba la cantidad necesario de este ácido graso esencial.

Cabe resaltar que alrededor del 95% de los niños tiene al menos una infección respiratoria aguda en los primeros 3 años de vida. Una enfermedad es el asma, que afecta alrededor del 10% de los niños. Por su parte, las alergias, como la rinitis alérgica, el asma y el eczema, son cada vez más frecuentes en niños y niñas, en los últimos años.

En ese contexto, el Programa Nacional “A Comer Pescado” del Ministerio de la Producción fomenta el consumo de pescado en sus diferentes presentaciones: fresco, en conserva y congelado, por ser un alimento altamente nutritivo y beneficioso en toda etapa de vida.