Sala de Prensa

Consumo de pescados reduce el riesgo de padecer cáncer de mama

Lima, 28 de abril de 2015.- El consumo frecuente de pescados contribuye a reducir el riesgo de sufrir cáncer de mama, gracias a los ácidos grasos Omega 3 del tipo DHA y EPA que contiene este alimento, señaló Liliana Vargas, nutricionista del Programa Nacional “A Comer Pescado” del Ministerio de la Producción.

Diversos estudios clínicos han demostrado que en los países donde se consume un mayor volumen de pescado se han encontrado menores riesgos de que las mujeres sufran de cáncer de mama. Esto evidenciaría que los ácidos Omega 3 del tipo EPA y DHA, presentes en los pescados azules, y otros alimentos, tienen un efecto protector contra este tipo de cáncer.

Asimismo, otros estudios han determinado que el EPA y el DHA dificultan la movilidad de las células cancerígenas, reduciendo así el riesgo de invasión, metástasis y otros procesos degenerativos que se da a nivel celular en los enfermos de cáncer.

Gracias a esta propiedad se inhibe la invasión de células tumorales y metástasis, lo cual es importante porque la mayoría de muertes a raíz del cáncer se producen por los tumores secundarios que surgen tras la metástasis.

Los pescados azules o de carne oscura como el bonito, jurel, machete, caballa y anchoveta, entre otros, contienen mayor cantidad de Omega3, que los pescados blancos, por lo que su ingesta frecuente podría ser de gran ayuda para prevenir el cáncer de mama, sobre todo en hombres y mujeres que tengan historial de cáncer en su familia.

No obstante, la especialista indicó que las enfermedades neoplásicas en muchos casos se generan por factores ambientales y hábitos de vida, por ello recomendó que, además de consumir pescados tres veces por semana, debe mantenerse una alimentación equilibrada, donde se incluyan verduras, cereales, frutas y agua; tener una actividad física constante y mantener hábitos saludables de vida.

El Programa Nacional “A Comer Pescado” del Ministerio de la Producción fomenta el consumo de pescado en sus diferentes presentaciones: fresco, en conserva y congelado, por ser un alimento altamente nutritivo y beneficioso en toda etapa de vida.