Sala de Prensa

Consumo de pescado previene el derrame cerebral

Lima, 10 de marzo de 2015.- El aceite Omega3 del pescado disminuye el riesgo de presentar derrames cerebrales porque contribuye a evitar la obstrucción de los vasos sanguíneos que llevan sangre al cerebro y lo mantienen irrigado, sostuvo Luciana Bellido, nutricionista del Programa Nacional “A Comer Pescado” del Ministerio de la Producción.

Los derrames cerebrales son ocasionados por depósitos de grasa que a lo largo de los años van endureciendo los vasos sanguíneos y los hacen menos flexibles, aumentando la posibilidad de que se formen coágulos sanguíneos que impiden que la sangre llegue al cerebro correctamente, produciéndole un gran daño.

“El Omega3 del pescado contribuye a evitar estas obstrucciones en el sistema circulatorio. En ese sentido se recomienda consumir pescados ricos en Omega 3 como el bonito, el jurel, la caballa y la anchoveta en conserva. Además contienen minerales como el yodo, zinc, fósforo, selenio entre otros, que contrarrestan los efectos del colesterol”, dijo.

Gran parte del daño que se produce en los vasos sanguíneos comienza a temprana edad y se manifiesta en la juventud o adultez, por ello la especialista recomendó el consumo de pescado  mínimo tres veces por semana desde el primer año de vida. Las preparaciones más adecuadas del pescado son en guisos, al vapor, a la plancha, evitando las frituras.

Además sugirió mantener una dieta balanceada que incluya verduras y cereales integrales, estar en constante actividad física y evitar consumir licor y tabaco, por ser elementos que elevan el riesgo de padecer derrames cerebrales.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 60% de los pacientes con accidentes cerebrovasculares mueren o quedan discapacitados. Se estima que si no se toman medidas preventivas, para el año 2020 los derrames cerebrales, junto con otras enfermedades cerebrovasculares, podrían ser la primera causa de muerte en el mundo.

 

El Programa Nacional “A Comer Pescado” del Ministerio de la Producción fomenta el consumo de recursos hidrobiológicos, sobre todo de los pescados azules y la pota, por ser alimentos altamente nutritivos y beneficiosos para​ la salud.