Sala de Prensa

Consumo de pescado ayuda a prevenir depresión postparto

Lima, 30  de julio de 2014.- El consumo de pescados ricos en Omega 3, como el jurel, la anchoveta, la caballa y el bonito, al menos tres veces por semana, puede ayudar a prevenir la depresión postparto o a mitigar sus efectos, según un estudio desarrollado por la Universidad de Connecticut.

Numerosos estudios han demostrado que los niveles bajos de Omega 3 están relacionados con una mayor incidencia de depresión materna. Por ello, la alimentación rica en Omega 3 puede disminuir la incidencia o la gravedad de la depresión, ya que ayudan a producir serotonina, la llamada hormona del humor.

Cabe indicar que la demanda de nutrientes es más alta durante el embarazo. Las madres embazadas necesitan más vitamina B12 y ácido fólico que las mujeres no embarazadas y que no dan el pecho; y sus requerimientos de ácidos grasos Omega 3 son elevados.

Es por ello que el Programa Nacional “A Comer Pescado” (PNACP) del Ministerio de la Producción continúa con su campaña de promoción de las nutritivas conservas de anchoveta a precios económicos (desde S/. 1.50)  en lugares de gran afluencia de público del país.