Sala de Prensa

“A Comer Pescado” llega a Acobamba con pescado a precio de promoción

Huancavelica, 11 de setiembre de 2018.- El Ministerio de la Producción, a través del Programa Nacional “A Comer Pescado”, pondrá al alcance de las familias de Acobamba pescado de alto valor nutricional a precios de promoción. La gran venta se realizará el jueves 13 de setiembre, desde las 8 a. m.

Mediante el festival “Mi Pescadería”, organizado con el apoyo de la Municipalidad Provincial de Acobamba, se promocionará pescado rico en proteínas, vitaminas, minerales y omega 3. Se venderá, además, conservas de origen nacional desde S/2.50 la unidad, como filete de bonito y entero de anchoveta en aceite de oliva.

En la actividad, los asistentes recibirán charlas nutricionales sobre los beneficios del pescado en su salud, innovadores recetarios y folletines y participarán en juegos. La cita será en el parque Jorge Chávez, al costado de la Municipalidad Provincial de Acobamba.

El objetivo es acercar los productos hidrobiológicos de gran calidad a precios económicos a las personas y así contribuir a reducir la malnutrición en la región. “Mi Pescadería” se desarrolla también en las otras regiones donde interviene el programa: Arequipa, Huánuco, Cusco, Junín, Apurímac, La Libertad y Lima.

El pescado durante una operación

El pescado, además de su gran aporte en vitaminas, minerales y omega 3, es fuente de proteínas, nutriente esencial que contribuye a la cicatrización de las heridas. Por eso, las personas que hayan sido operadas pueden incluir este alimento en su dieta sin ningún problema.

Así lo recomienda Kelly Álvarez, nutricionista de “A Comer Pescado” en Huancavelica. La experta explica que las proteínas de este producto hidrobiológico ayudan a la regeneración de los tejidos, lo que favorece la cicatrización más rápida de las heridas.

“Aún persiste el mito que quienes hayan sido operados no pueden comer pescado; sin embargo, se ha demostrado que esa afirmación no es exacta”, indica la especialista. Agrega que, salvo haya alguna restricción por alguna condición médica específica, los pacientes pueden comer este alimento, por lo menos, tres veces a la semana.